Amoladoras: Los mejores modelos para comprar en 2017

 

En esta completa guía te enseñaremos todo acerca de las amoladoras, y lo más importante, te enseñaremos como comprar una. Mucha gente desconoce esta herramienta y le puede ser muy útil.

 

Las amoladoras han supuesto una auténtica revolución a la hora de pulir, lijar y cortar materiales, ya que el proceso con estas herramientas no se tiene que hacer de manera manual. Pero eso sí, como todas las herramientas que mueven revoluciones por minuto muy altas tienen cierto peligro. ¡Quédate conmigo y aprende todo lo que tienes que saber para comprar una amoladora de una manera eficaz y eficiente!

 

Mejores Amoladoras en 2017

Comparativa Precios & Potencia

36,95
34,18€
Envío gratuito
49,95
44,62€
Envío gratuito
73,21
51,94€
Envío gratuito
63,00€
Envío gratuito

Amoladora Angular Einhell TC-AG 125 

 

Amoladora de angulo

Ver Producto

 

Esta amoladora destaca por su precio. Como ya sabes el precio de los productos de Amazon es fluctuante, no obstante, la podrás encontrar por cerca de 30 euros. Esto es una buena señal ya que se ajusta al precio de una herramienta de estas características, incluso es barata.

Respecto a la carcasa cabe decir que a pesar de ser de plástico es ergonómica y se maneje forma cómoda en las manos. La cabeza del engranaje es plana lo que permite el corte sin vibraciones. Las revoluciones son de 11500 por minuto y la potencia de 860 W.

Una de las ventajas es que no pesa mucho, aproximadamente uno 2 kilos 200 gramos lo cual sin duda la hace muy manejable. Esta es una buena amoladora, aunque como inconveniente decir que a algunos se les puede hacer corta la potencia. Sus dimensiones son también reducidas. Es ideal para superficies que no sean muy grandes.

 

 

Amoladora Bosch GWS 7-125

Ver Producto

Esta amoladora es un poco más cara, su precio ronda los 60 euros, no obstante, tienes que tener en cuenta que el fabricante es Bosch. Marca muy fiable de reconocido prestigio que tiene grandes productos y una calidad casi insuperable. Fabrica productos de calidad que no suelen decepcionar. Sería raro utilizar la garantía con esta marca. Por ello, comprar una amoladora Bosch siempre será una muy buena opción. El precio es algo más caro que el de otros modelos que hemos analizado, rondando entre los 60 y 90 euros cuando está de oferta. Este sobreprecio se justifica por su robustez y calidad de los materiales, te durará más.

Respecto a la potencia, cuenta con una potencia de unos 720 W, lo cual hace que las revoluciones por minutos sean inferiores, alcanzando las 11000 revoluciones por minuto. Es de 125 milímetros, lo cual no está mal. Cuenta con una caperuza protectora, lo cual nos da un plus de seguridad y la empuñadura adicional nos permitirá cambiar un poco la postura. Como inconveniente señalar que, aunque cueste 60 euros, quizás el precio no sea el ideal. Eso sí saber que es de Bosch nos da un plus de calidad y de seguridad.

La carcasa de engranajes de aluminio cuenta con un botón de bloqueo del eje para poder realizar los cambios con una mayor facilidad. Los carbones cuentan con auto desconexión lo cual hace que el motor sufra menos. La cabeza del engranaje es plana lo cual permite trabajar en zonas estrechas de una manera mucho más cómoda. Además, hay que destacar que la cubierta protectora que tiene la hace muy segura a esta amoladora.

El peso es de 1.9 kilogramos lo cual está bien, pero los 720 W de potencia puede  que se nos queden cortos para ciertos tipos de trabajo.

 

 

 

Amoladora Makita GA5030R

Ver Producto

 

Esta amoladora es de Makita, que como hemos podido observar, es una compañía que tiene un gran compromiso con sus clientes y también con el medioambiente, lo cual es digno de señalar, no todas las compañías son así. El precio ronda los 75 euros, aunque a veces se encuentra rebajada de forma sustancia, con descuentos que llegan al 30%. Esto forma parte de la política de precios de la marca, no significa, por tanto, que la amoladora sea mala.

Es muy ligera, pesando únicamente 1,8 kilos por lo que es muy portátil, lo cual, sin duda, es una gran ventaja. La potencia es de 720 W lo cual puede ser un inconveniente si estás buscando más potencia. Tiene doble rodamiento de bolas en el cabezal (en el eje) y cuenta con un protector de goma en el rodamiento de bolas del inducido a la carcasa del motor. El cabezal es hermético y es de un tamaño reducido.

Dada su potencia únicamente alcanza las 11.000 revoluciones por minuto. El diámetro de disco es de 125 milímetros.

 

 

Amoladora Einhell TE-AG 125/750

 

Ver Producto

 

Esta amoladora tiene una gran ventaja, para las prestaciones que ofrece es muy barato, costando unos 45 euros o unos 50, depende del día y de las ofertas que existan. El diseño es muy ergonómico y elegante, siendo la empuñadura muy suave. Tiene un poco más de potencia que las anteriores con 750 W, pudiendo llegar a las 11.000 revoluciones por minuto de manera constante. El eje tiene bloqueo para que el cambio sea más rápido y fácil. También incluye disco de diamante, protector de la hoja y un maletín para transportarla. El mango auxiliar se puede poner en tres posiciones diferentes.

El maletín es muy útil y te permite incluso guardar el cable que mide tres metros de longitud. La empuñadura adicional te permite un agarre suave en tres posiciones para poder sujetarla en todo momento, sea la condición de trabajo que sea. El cambio rápido permite que los discos de 125 milímetros de diámetro sean muy fáciles de intercambiar, lo cual sin duda es una ventaja.

Por último, la llave adicional que lleva en el mango te permitirá cambiar de herramientas de una manera mucha más cómoda.

 

Amoladora angular Einhell Expert TE-AG 115

 

Ver Producto

 

Einhell es muy buen fabricante y ha hecho un gran producto con esta amoladora angular. Además, su precio es barato ya que cuesta unos 35 euros. Recuerda que el precio de los productos de Amazon suele fluctuar. La empuñadura adicional permite tres posiciones que harán el trabajo más cómodo. Tiene llave de cara en el mango auxiliar y viene con un cabezal metálico plano. De nuevo, como otras herramientas que ya hemos analizado, presenta una potencia de unos 720 W y es ligera, pesando tan solo 2.1 kilogramos.

También incorpora un sujetacable, lo cual hace que el cable sea menos engorroso y moleste menos.

 

 

Amoladora Black&Decker CD115QS

 

Ver Producto

 

Una Black&Decker siempre es sinónimo de calidad. Esta marca, Black&Decker, sabe hacer muy bien las cosas y en este caso han sabido crear un buen producto que, además, resulta ser barato. Sin embargo, la potencia de 710 W puede quedar algo corta. Los discos son de 115 milímetros y el botón de bloqueo del eje permite hacer los cambios con facilidad. La empuñadura auxiliar permite dos posiciones, una menos que las de otras de esta lista. Eso sí, es de muy fácil manejo esta amoladora.

Alcanza, eso sí, solo las 10000 revoluciones por minuto. El peso es de 2.4 kilogramos.

 

Amoladora Bosch – PWS 850-125 + AVG + maletín

 

Ver Producto

De nuevo, otra Bosch. Y no te extrañe porque es que esta marca verdaderamente sabe hacer bien las cosas. En esta ocasión presenta una amoladora de gama más alta que roza los 80 euros. La potencia es buena alcanzado los 850 W. Es muy flexible y versátil por la que la podrás manejar es muchas situaciones.

Tiene una vida útil muy buena, gracias a que tiene sistemas que protegen bien a la herramienta del polvo. Por este motivo, es mucho más duradera y muy potente. El manejo es bueno y tiene una empuñadura ergonómica que protege de las vibraciones. El peso es de 1,84 kilogramos y alcanza las 12000 revoluciones por minuto.

 

¿Qué es una amoladora y para qué sirve?

 

Podríamos definir las amoladoras, también llamado esmeril blanco como una herramienta formada por un motor eléctrico a la que se adapta un eje de giro al que se acoplan en sus extremos unos discos que pueden realizar distintas tareas.

Normalmente, se utilizan para el pulido de ciertos metales. Este pulido resulta fundamental ya que el pulido refuerza al metal y mejora mucho la estética. También, pueden utilizarse para quitar las rebajas de mecanizado que presentan algunas piezas. Otro posible uso es para cortar ciertas cerámicas.

Respecto a las partes de las que se compone una amoladora, la verdad es que son muy pocas y su funcionamiento como has podido ver es sencillo. Cada una tiene una dirección de giro, un diámetro determinado y un límite de rpm. Tienen un mango intercambiable que te permite una mayor ergonomía, esto es, podrás trabajar con una comodidad mucho mayor. También cuentan con un protector móvil, que obviamente podremos ajustarlo para mayor seguridad.

Ya dependiendo del tipo de amoladora podrás encontrarte el giro del cabezal, las que se controlan de manera electrónica y las de hombre muerto. No obstante, estas ya son características propias de cada modelo, varían según el modelo.

También es importante conocer el tipo de disco. Como hemos podido observar las amoladoras se pueden utilizar para cortar, para pulir, para lijar, para devastar etc. Pero como has visto esto también depende del tipo de material sobre el que queramos trabajar. No es lo mismo trabajar con metal que con piedra, por ejemplo.

Hay varios tipos de disco, como los de corte, que a su vez se dividen en bloques, como los discos abrasivos que son los más peligrosos si no tenemos las precauciones adecuadas.

El disco más presente en joyería es el disco de diamante. Esto se debe a que su dureza permite hacer cortes o pulir gemas preciosas. No obstante, estos discos se desgastan con facilidad al tener que realizar un esfuerzo mayor. Solo tienen una dirección de corte.

No obstante, pese a sus innumerables beneficios hay que tener ciertas precauciones con ellas, sino quieres pulirte un pie o una mano, lo cual te aseguro que es muy doloroso.

 

Las precauciones que hay que tener son las siguientes:

 

Antes de comenzar el trabajo, hay que comprobar si el disco es adecuado para la máquina, para ello se debe comprobar cuál es la velocidad máxima de trabajo de la herramienta. También conviene mirar los diámetros máximos y los diámetros mínimos.

Nunca debes de utilizar discos que no se adapten a la máquina, esto es, que sean más grandes que lo que puede soportar la amoladora. Esto es así ya que cada uno aguanta un número determinado de revoluciones. Si supera el número de revoluciones que soporta el disco este se puede romper y causarte graves daños.

La carcasa protectora se debe colocar con cuidado, esto es de tal forma que la mano quede suficientemente protegida. No creo que te quieras lijar la mano por accidente. Al igual que se recomienda esto también se recomienda sujetar la amoladora con las dos manos, no con una sola.

Por último, cuando limpies la máquina o estés realizando tareas de mantenimiento recuerda desconectarla de la red eléctrica, lo contrario podría derivar en una fuerte descarga eléctrica.

Una vez has comenzado el trabajo, es decir, una vez estés utilizando la herramienta la principal recomendación es que no ataques la pieza de manera brusca, así no desgastarás el disco ni rayarás la pieza.

El trabajo no se puede ejercer a trompicones, esto es de forma brusca y discontinua. Tiene que ser de forma continua y aplicando una presión adecuada. Tampoco permitas que se introduzca un cuerpo extraño entre la muela y el protector.

 

Precios: ¿Qué cuesta una amoladora?

 

Los precios de las amoladoras son muy diversos, dependerán, por ejemplo, del tipo de amoladora que estemos buscando. No obstante, es un producto barato por lo que no conviene acudir al mercado de la segunda mano. La segunda mano puede ser muy interesante para encontrar ciertas reliquias o productos que se compraron por capricho y nunca se usaron. Sin embargo, una amoladora es un producto muy útil por lo que lo único que encontraremos son herramientas a las que le falta poco para dejar de funcionar. Y reparar una amoladora sí que es caro.

Por todo esto, a no ser que tengamos un amigo mecánico que nos pueda orientar, comprar una herramienta de estas características de segunda mano no resulta ser muy recomendable.

 

Respecto a los precios, como señalábamos dependen del tipo de modelo, Por ejemplo, una amoladora de 115 milímetros de diámetros, portátil y muy ligera te puede salir por unos 20 euros, lo cual es un auténtico chollo. Otras de mejor gama rondan entre los 50 y los 70 euros. Como ves, no es un producto caro. Eso sí para joyería ya el precio se dispara y no es para nada asequible. Eso sí, si te dedicas a pulir piedras preciosas puedes pagarlos muy gustosamente que te devolverán la inversión.

 

¿Cómo elegir entre las diferentes marcas?

 

Cualquiera que sea un amante del bricolaje o un profesional de otra área sabe que una amoladora es una herramienta fundamental. Por ello, es necesario saber decidirse por una buena que provenga de una buena marca. La marca es la que transmite el “know how” y el saber hacer a sus herramientas. No es lo mismo una amoladora de una marca con trayectoria que una de una marca inexperta, ya que la diferencia se va a notar.

 

No obstante, no solo debemos de fijarnos en la marca, también debemos observar si el modelo satisface nuestras necesidades, porque esto es lo más importante. Lo que diferencia una buena compra de una impulsiva es que satisfaga nuestras necesidades. Y por ello debes de saber que, principalmente, existen tres tipos de amoladoras.

 

La portátil

 

Es el más común, esto hace que sean ideales tanto para profesionales como para aficionados que tengan una cierta experiencia. Esto se debe a que utilizan discos grandes, de más de 20 centímetros de diámetros. El uso más común es el que se les da para pulir superficies que son muy grandes.

 

La miniamoladora

 

Son de un tamaño más pequeño, lo cual las hace más portátiles. Tienen de 12 a 13 centímetros de diámetro, por lo que son ideales para trabajos más pequeños e ideal para aquellos que se inician en este mundo. Son fáciles de manejar por lo que no tendrás que preocuparte de casi nada. Eso sí, que sean fáciles de manejar no implican que su uso, al igual que el de todas las amoladoras sea peligroso.

 

De sobremesa

 

Obviamente, son las más grandes por lo que las utilizan personas expertas, no son aptas para todos los públicos, por lo que no te recomiendo comprar una a no ser que seas un verdadero experto. Además, son muy caras.

 

Pero si tienes espacio en casa para montar tu propio taller y tienes experiencia puede ser tu herramienta perfecta. Eso sí, son más peligrosas que las otras por lo que te recomiendo que uses gafas, guantes y la ropa adecuada para manejar esta clase de amoladoras de mesa, además, tendrás que fijarlas de manera adecuada antes de encenderla. Nunca la podrá usar un niño, ni acercarse a ella tampoco.

 

Respecto a las marcas, Bosch es siempre una buena solución. Bosch cuenta con una gran experiencia y fabrica amoladoras muy versátiles que puede utilizar casi cualquiera y son muy resistentes. Ideales para manazas.

 

Black&Decker también es una marca muy reputada, por lo que fabrica muy buenos productos. Sus productos son muy seguros y fácilmente ajustables. No necesitarás mucha experiencia para utilizar una Black&Decker, aunque se te puede ir un pelín de precio, pero no mucho.

 

Hitachi es una marca fiable, pero sobre todo es una marca más low cost que otras. Por lo que si no tienes mucho dinero y tu experiencia tampoco es abundante puede ser muy buena opción. Hitachi tiene, además, muy buenos modelos por precios que rondan los 50 euros.

 

Brüder es una marca alemana con gran experiencia y calidad. Además, las marcas alemanas tienen una muy buena reputación ya que hacen productos fiables y duraderos, es decir, resistentes, que no se rompen con facilidad. Es ideal para principiantes, para comenzar a trastear con una amoladora.

 

Dewalt, de origen norteamericano fue creada en 1924, tiene ya unos 97 años lo cual es una garantía. Los usuarios califican sus productos como robustos, potentes y fiables. Es decir, es una marca casi ideal. Es una de las marcas que más vende en Norteamérica, lo cual es un hecho que hay que destacar ya que en América se estila mucho el realizar tareas de bricolaje, ya que mucha población vive en casa y puede tener, al menos, un pequeño taller,

 

Makita, más antigua incluso que Dewalt, se creó en 1915 siendo al principio un pequeño taller, que posteriormente fue expandiendo fu negocio siendo actualmente una multinacional. Su punto fuerte es el de las herramientas portátiles. El fin de esta compañía es producir herramientas de gran calidad que mejoren la vida de la gente, y al mismo tiempo, conservando el medioambiente.

 

Amoladoras Angulares y rectas

 

Como ves existen dos tipos, la angular que resulta ser más popular debido a que es muy versátil, que permite realizar corte, pulido y desbaste de muchas clases de materiales. Eso sí, hay que tener en cuenta el tipo de disco que se use.

 

Enfrentada a ella, se encuentra la amoladora recta que suelen emplear herramientas especiales de desbaste, aunque a veces también utilizan discos.

 

A la hora de elegir una u otra tienes que tener en cuenta que tipo de trabajo vas a desarrollar. Por ello, tienes que ver primero que necesitas y luego comprar una u otra. Aunque en caso de duda la más versátil siempre será la angular.